1 de octubre de 2012

Dejando la bruma atrás



Sabemos que el otoño es una estación especial en el Caurel,
 pero no siempre está en su punto cuando llegamos.
Horas de camino desde casa hasta allí,
a las 18:30 se baja el telón de luz y
muchas veces se encuentra uno con lluvia y con que
los colores dorados que esperabamos no se han ni siquiera asomado.
Si te encuentras con estos factores no te desanimes quizás
el año próximo sea más favorable.
La aldea del fondo se llama Trabazas.