30 de noviembre de 2016

Tejados mojados


Estamos en la aldea de Parada y dejando el pueblo atrás nos adentrarnos en uno de los sotos de castaños más bonitos de toda la sierra del Caurel.
Yendo por la parte alta hay un sendero que nos lleva por una bonita ruta en la que todavía se conserva alguna cabaña y también un molino abandonado.
En invierno es indiferente que llueva o caliente el sol en esta zona de la aldea, aún a pesar de que las hojas de los árboles se caen, la luz apenas se asoma por culpa de la sombra producida por las montañas.
La intensa y constante humedad que lo envuelve todo ayuda a que los musgos que cubren las rocas y los árboles tengan un aspecto suave y esponjoso. 
Continuando por el sendero nos encontraremos un arroyo, la senda continúa....






25 de noviembre de 2016

La Fiesta de la Pisa cumple 18 años


La próxima Fiesta de la Pisa cumple 18 ediciones.
Como todos los años se celebrará en la aldea de Froxán 
organizada por la Asociación Fonte do Milagro.
El evento tendrá lugar el día 10 de diciembre, siendo encendido
el sequeiro a media mañana.
Se harán demostraciones de "Pisado e Abandoxado"
para los visitantes y no faltará el tradicional Xantar do pisador manjar donde los haya
compuesto por castañas secas cocidas, chorizo, lacón, tocino....pan y vino.
La jornada será amenizará por grupos de música tradicional.
Una camisa de franela a cuadros y un pañuelo también de cuadros atado con cuatros nudos para la cabeza son los atavíos de esta fiesta que promete ser muy entretenida.


23 de noviembre de 2016

Castillo de Carbedo


El castillo de Carbedo es una de las principales herencias arqueológicas del Caurel, data de la edad media aunque sus orígenes son desconocidos.
En los alrededores han aparecido la Tésera de la hospitalidad, una tabla de bronce con un escrito en latín la cual alude un pacto entre dos poblaciones y el Águila de Carbedo, ambos objetos datan del siglo I y se encuentran expuestos en el museo provincial de Lugo.
Situado en un enclave estratégico, su estado es ruinoso, se sitúa en un promontorio con excelentes vistas desde las cuales se controlaban las entradas al Caurel desde Visuña y León.
Sus muros todavía conservan un conjunto de pequeños fósiles marinos datados de la Era Paleozoica con una antigüedad de unos 500 millones de años.
Perteneció a Nuño Peláez quien lo donó en el siglo XII a los Caballeros de la Orden de Santiago, quedando abandonado a finales del siglo XVI



22 de noviembre de 2016

La casa de color naranja


Algunos cambios ha habido en esta casa,
 la primera foto fue hecha en la primavera del año 2011 con una luz especial,
la segunda foto en otoño del 2016 casi al anochecer.
Han pasado cinco años y a día de hoy y  La casa de color naranja.....
color conferido por el alto contenido en mineral de hierro está en venta.


20 de noviembre de 2016

De la primavera al otoño

Es el mismo lugar en estaciones diferentes.
Una vid se hace hueco sobre un tejado de Froxán.


19 de noviembre de 2016

Leña


Ya está aquí, ya llegó.... el frío se hace sentir presentándose en forma de nieve.
Al caer la tarde las cumbres más altas se volvieron blancas, pero
en Ferreirós de Arriba están preparados para recibir a la nueva estación.
Este modo de apilar leña que a lo lejos simulaba una caseta de madera,
me resultó un tanto curioso.




16 de noviembre de 2016

Al cuidado de la ganadería porcina

Remolacha, patatas, calabazas, verduras... buen cobijo y una buena cama son
 los elementos básicos para que animales como estos se crien
 en condiciones óptimas y saludables.
Los resultados positivos se valoran en el plato. 






15 de noviembre de 2016

A Ferrería Vella


Le llaman Ferrería Vella a esta aldea perteneciente a la parroquia de Seoane, de la que dicen que antiguamente existía una herrería más hoy ya no quedan vestigios.
 El río Lor pasa a la vera de sus prados y tierras de cultivo ofreciendo al visitante
 una agradable zona de descanso a la vez que un hermoso paisaje.


Son bastantes las viviendas deshabitadas incluso
 algunas con un considerable estado de abandono.



Puede verse el modo de construcción de las paredes de alguna de ellas 
a base de barrotes de madera y recebo de cal.




Los típicos corredores aunque abandonados siguen teniendo su encanto.


14 de noviembre de 2016

O Carbedo

O Carbedo es una pequeña aldea perteneciente a la parroquia de Esperante. 
 Oculta entre los árboles, un buen lugar para observarla puede ser
 la carretera que baja a Seoane en el cruce dirección Meiraos.
A unos 500 mts de esta aldea se encuentra el Castillo de Carbedo bien visible
 desde la carretera que sube al Alto del Couto. 


9 de noviembre de 2016

Un tapiz blanco y frío


Después de un intenso frío caen las primeras nieves en las cumbres del Caurel.
 El verde paisaje al que estamos acostumbrados se transforma blanco ante de nuestros ojos
 mientras el infinito silencio lo envuelve todo.
 Ya no hay cielo azul, ni  actividades cotidianas en el exterior, la vida comienza muros a dentro.








8 de noviembre de 2016

De paso por Mostad

Mostad o Mostade es una pequeña aldea perteneciente a la parroquia de Esperante.
Localizada en la ladera de una montaña no dista mucho de la Cueva del taro da lastra y
tampoco de la mayor concentración de sequeiros del Caurel.
Los amantes de las caminatas tienen una ruta circular de dificultad media
 llamada Ruta de los sequeiros de Mostad, se inicia en Esperante al lado del camping,
 transcurriendo por hermosos bosques de castaños y  pasando al lado del río Lor.
Mostad no tiene capilla como todas las aldeas del Caurel,
 pero la primera casa que nos encontramos al llegar al pueblo
 la han habilitado para tal fin. Aunque algunas de sus casas están
 siendo restauradas la aldea la habitan solamente siete personas.







4 de noviembre de 2016

Cova do Taro da Lastra


La cueva do Taro da Lastra se encuentra en Mostad, localizada en un lugar tan recóndito que si no hubiese sido por Luís Lolo quien se ofreció como guía desinteresadamente y a quien le doy las gracias nuevamente, no la hubiese encontrado jamás. 
No entraba dentro de mis planes entrar en una cueva al llegar a Mostad y aún a pesar de no tener conmigo más que la cámara y una pequeña linterna  lo medité y me decidí a entrar, la curiosidad pudo más que la sensación de verse dentro sin luz y sin saber lo que me iba a encontrar.
La entrada no tiene mucho más de medio metro de diámetro por lo que hay que entrar agachado y arrastras, una vez dentro después de avanzar unos metros tiene altura suficiente para incorporarse, la longitud exacta la desconozco pero podría tener unos "30 mts"
Realmente merece la pena verla.