4 de junio de 2017

Érase unha vez un campo cheo de repolos

Camino por un sendero mientras me dirijo a ver la cascada de O Fócaro  cuando veo un enorme campo de enormes repollos, me detengo para hacer unas fotos sin darme cuenta que agachada entre ellos mientras los recolectaba asomaba esta agradable mujer con quien tuve conversación.
 Dina recogía alimento para los animales, mientras yo no salía de mi asombro, pensar que aquella delicia que casi podía comerse cruda fuese para los animales.....
Cuenta con tristeza que los tiempos que corren non son buenos como antaño por que los seres queridos no están. Con todo mi cariño y respeto un enorme gracias por tu compañía Dina.



3 de junio de 2017

Fervenza do Fócaro









1 de junio de 2017

Un día de caza