16 de septiembre de 2014

En su justa medida


Las casas antaño se distribuían en su planta baja para guarecer
el ganado y al mismo tiempo se aprovechaba para dar
 calor al hogar en la planta superior.
Esta casita está en Soldón da Seara, mucho más que una estancia para la cocina y
 un dormitorio en la planta superior no debía tener. A mi me ha parecido
encantadora con su terraza y un árbol al pie del hogar...