18 de enero de 2012

Tras los pasos del río Selmo


Unos metros más arriba se encuentra la cascada
de Vieiros.
Unos días antes había llovido a conciencia, la cascada bajaba
repleta de agua, tanto que era imposible acercarse.


0 comentarios:

Publicar un comentario