1 de mayo de 2016

No es un día cualquiera


No es un día cualquiera, para este jabalí ha sido el último,
Dará unas cuantas raciones que bien aliñadas y bien cocinadas harán las delicias de los comensales. 
Por cierto muy recomendable hacer un alto en Vilamor para comer en la Casa del Campoleirín, justo al lado de la carretera. Marta y su madre preparan unas deliciosas comidas caseras con productos de la zona. Carlos el marido de Marta se encarga de atender a los comensales. El trato es muy familiar, la comida muy sabrosa.
Nada más entrar la mesa te recibe con unos deliciosos entremeses propios de la zona, empanada de acelgas con chorizo y panceta, la ensalada mixta no falta nunca,  jabalí con castañas/ truchas/huevos con chorizo y patatas/ternera guisada/ pollo asado, pan casero,  postres varios y licores todo ello de elaboración propia. Recomendable 100%


0 comentarios:

Publicar un comentario