8 de marzo de 2018

Horno de pan

 A este horno en Vilar le han reparado recientemente el tejado como puede verse y
 se encuentra en bastante buen estado de conservación. Casi todas las casas tenían
 uno propio aunque en ocasiones en algunas aldeas los vecinos se ponían de acuerdo
 para hornear juntos el pan de toda la semana.
Para su funcionamiento se debe quemar leña en su interior hasta que las
 paredes alcanzan una temperatura muy elevada, cuando estas están blanquecinas
 está óptimo para introducir las masas a hornear.
Pero antes se debe extraer la ceniza y posibles brasas,
 con la ayuda de una escoba hecha de retama.
Limpio el horno se procedía a meter los bollos de pan con unas palas
 hechas de madera, estas se usaban también para extraerlos.
El horno se cerraba durante la cocción para que conservase el calor.
Algunos tenían puerta, otros un trozo de losa.

 Transcurridas unas dos horas se sacaba el pan.

0 comentarios:

Publicar un comentario